Se retomó la atención en las oficinas del Centro de Emisión de Licencias de Conducir de la Municipalidad de Las Heras, ubicadas en el Parque Industrial, para la renovación del carnet de particulares y profesionales. Por el momento no se están otorgando para principiantes ni para mayores de 60 años. Para estos casos se analizará habilitarlo en las próximas semanas, siempre dependiendo de la demanda que vaya teniendo el sistema.

Los vecinos del departamento deben solicitar el turno a través de un nuevo sistema online, que elimina la atención por orden de llegada. Se otorgan a través de la web www.lasheras.gob.ar (en el ícono Licencias de Conducir) y el sistema tiene en cuenta la terminación del DNI del solicitante.

Se respetan las medidas sanitarias que establecen los protocolos de prevención del coronavirus, como la distancia social, el uso obligatorio de tapabocas, la aplicación de alcohol en gel en el ingreso y la terminación del DNI. De 9 a 18, de lunes a viernes, el personal de la Guardia Urbana Municipal (GUM) recibe a los lasherinos que necesiten renovar su carnet de conducir y hayan sacado su turno online previamente.

En esta primera etapa se le está dando prioridad a aquellos a los que se les venció la licencia durante este periodo de aislamiento obligatorio, mientras que en los próximos días se informará cuándo podrán sacar turnos aquellas personas que tuvieron el vencimiento antes de entrar en cuarentena.

Sergio Cornejo, director de la GUM y a cargo de las Licencias de Conducir de Las Heras, afirmó que “en estas primeras horas se ha desarrollado con normalidad, la gente está cumpliendo con el horario que le corresponde. Tampoco ha habido aglomeración de personas”.

Por día se han entregado entre 40 y 50 turnos (cada diez minutos entre uno y otro), al menos para esta primera semana.

Además, los conductores deben tener en cuenta que a quienes se les venció o vence hasta el 15 de junio, tienen 90 días para seguir transitando según una resolución de la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

Fuente: Mendovoz >> lea el artículo original