El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, renovó hoy su respaldo a la decisión del intendente de la comuna bonaerense de Almirante Brown, Mariano Cascallares, que ayer dispuso la clausura de un supermercado ubicado en la localidad de Ministro Rivadavia, que aplicaba un recargo del 10 por ciento por comprar con la tarjeta Alimentar y obligaba a agotar el total del crédito en una sola adquisición.

'Ningún comerciante debe cobrar recargo o comisión por la Tarjeta Alimentar.
No vamos a tolerar abusos ni maniobras especulativas o irregulares.
#ArgentinaContraElHambre es una política de Estado prioritaria del presidente', remarcó el funcionario en su cuenta de la red Twitter.



Además, celebró que Cascallares 'actuó con celeridad' y reivindicó también al intendente de Concordia, Enrique Cresto, que 'puso en marcha en diciembre el Programa de Seguimiento y Control, que dispone clausuras y facilita la posibilidad de denunciar ante la justicia a comerciantes y particulares por irregularidades' en la tarjeta.

Todos debemos colaborar para que no haya hambre en la Argentina'

Daniel Arroyo
 

Arroyo remarcó que 'ante cualquier irregularidad' los beneficiarios de la tarjeta Alimentar 'pueden realizar denuncias en las oficinas de Defensa al Consumidor de los municipios o en las fiscalías de cada lugar'.



Fuente: Télam >> lea el artículo original