La 'dieta paleolítica' remite a lo más antiguo, aunque se encuentra entre nosotros desde hace sólo pocos años. Su principio fundamental consiste en alimentarse del mismo modo en que el ser humano lo hacía milenios atrás. Se trata de una dieta muy estricta, por lo que no es recomendable para cualquier persona.

Esta dieta se aplica más que nada en el ámbito del crossfit y del entrenamiento funcional, por las calorías y las proteínas. Mediante este tipo de alimentación se busca que el cuerpo tenga mucha masa muscular, que sea tonificados y marcado. Otros, la usan también para bajar de peso. 

Es una dieta muy natural, con frutas, verduras y carnes magras. No incluye papa, batata, choclo y arvejas, porque estas tienen más almidón. Las frutas se comen crudas y enteras.

La dieta paleo apunta a consumir el alimento tal cual se lo consigue, lo menos manufacturado posible.

Esta particular dieta 'no es para cualquiera', ya que es muy estricta, y por eso sólo se realiza en ciertos casos y siempre habiendo consultado a un nutricionista o especialista en cuestiones alimentarias.

Fuente: Qué pasa Salta >> lea el artículo original