Gimena Accardi, una de las protagonistas femeninas de la tira 'Separadas' que el lunes inicia su segunda semana en la pantalla de Canal 13, encarna a una chica que presenta condiciones similares a las de una persona con Asperger, aseguró que el mensaje 'es empatizar y por fin empezar a ver con los mismos ojos a todos porque somos todos personas más allá de los síndromes y las etiquetas'.

'Me parece que a nadie hay que encasillar y hay que mirarlo con amor y empatizar y abrazarlo tenga lo que tenga y le cuelguen la etiqueta que le cuelguen.
Ojalá pueda aportar como actriz un granito de arena para eso', sostuvo Accardi durante una entrevista con Télam.

En la nueva ficción de Pol-Ka, Accardi encarna a Carolina Fernández, hermana menor de Inés (Julieta Nair Calvo), a quien ama y admira.
Si bien aún no tiene un diagnóstico definitivo, su condición se acerca a la de una persona con Asperger.
Percibe y se relaciona con el mundo de una manera diferente a lo que podría considerarse 'convencional'.

Es extremadamente inteligente, ya que es capaz de sacar 'una radiografía' del entorno y su agudeza intelectual es liberada al mundo sin ningún tipo de tamiz.
Dice verdades de un modo impulsivo y, a veces, desubicado.
Así y todo, sus modos afectuosos la vuelven querible para todo el mundo.

Desconoce las herramientas básicas de la seducción.
Su educación emocional proviene de las revistas femeninas y del consumo de películas pornográficas.

Se asusta con los ruidos fuertes, tiene miedo de los hospitales y no tolera los espacios con gran cantidad de gente.
Tampoco puede usar el transporte público.

La criatura de Accardi es parte de la ficción escrita por Marta Betoldi y Josefina Licitra que cuenta la historia de siete mujeres que se ven afectadas, en diferente medida, por un fraude inmobiliario que las sume en una profunda crisis y las deja al borde del abismo.

Las demás mujeres protagonistas, además de las citadas Accardi y Nar Calvo, son Celeste Cid, Marcela Kloosterboer, Mónica Antonópulos, Julieta Zylberberg, Gimena Accardi y Agustina Cherri, mientras que Mariano Martínez, Marco Antonio Caponi, Sebastián Estevanez, Maxi Iglesias, Ludovico Di Santo, Andrés Gil y Victorio D'Alessandro son algunos de los hombres que giran en torno a esta constelación femenina.



Télam: ¿Este personaje te obligó a una preparación física y psicológica? ¿Hay una cuestión de características físicas?
Gimena Accardi: Para desarrollar un poco y contar en rasgos generales qué es Caro, me gusta decir que Caro es una persona que siente, piensa y ve al mundo de una manera diferente a la norma porque no es neurotípica, no está diagnosticada pero si tuviera un diagnóstico sería el Asperger.
En lo que respecta a mí como actriz fue un personaje que me requirió una concentración extra y una composición.
Miré muchos videos de YouTube donde hay mucha gente con Asperger contando cómo lo viven, o qué hacen y lo qué no, tengo dos amigas con hijos con Asperger así que me empapé bastante en el tema.
Es verdad que desde lo físico hago algo muy distinto a lo que es Gime y a lo que suelo hacer con cualquier personaje, eso es lo que mayor concentración me lleva para no perder los gestos y la forma de hablar.

T: ¿Ayuda tener a una pareja como el actor Nico Vázquez que hace esos laburos físicos?
GA: Los dos somos medio clown sobre todo en teatro porque la tele requiere un poco menos de energía pero sí, por supuesto que tener un marido actor hace que yo pruebe las cosas con él antes que con nadie.
Después un poco es apropiarse del personaje una, pruebo cosas acá cuando vengo a grabar.
Hacer televisión es muy difícil porque los tiempos son otros, uno no tiene el tiempo de ensayo que tiene en una obra de teatro, entonces es venir acá, tirarte a la pileta y ver qué te dicen los directores y Adrián Suar cuando ve el capítulo.
Pero bueno, yo desde mi lugar con todo el respeto y el amor, estudié y miré todo lo que pude, pero es verdad que al no encasillarlo me da una libertad como actriz de poder hacer otras cosas actoralmente que no necesariamente cumplen con el síndrome de Asperger pero que sí son funcionales a la tira diaria.
Pero bueno, es como una niña atrapada en el cuerpo de una mina de 30 con un montón de cosas hermosas, porque es una persona que ama y siente y también es brillante en un montón de cosas como cualquier persona con Asperger, que son muy brillantes en determinadas cosas, con los números o las lecturas o en retener datos.

Me parece que a nadie hay que encasillar y hay que mirarlo con amor y empatizar y abrazarlo tenga lo que tenga y le cuelguen la etiqueta que le cuelguen.
Ojalá pueda aportar como actriz un granito de arena para eso'



T: En una etapa de cambios tan fuertes para la mujer ¿Una mujer con las características de este síndrome es más poderoso lo que sufre sobre la discriminación y violencia de género?
GA: Supongo que son personas más vulnerables porque confían plenamente en el otro entonces tal vez son más fáciles para engañar.
Sí, creo que tiene que ver con eso, como los abusos de los niños que son los más fácil de vulnerabilizar y hacer callar.
Es un terreno escabroso, pero este es un personaje más liviano al que no le pasó, gracias a Dios, nada de todo eso y tiene una hermana, que es el personaje de Julieta, que es un poco su madre, hermana y amiga, donde ella siente que es su protección, su familia, su vínculo más cercano, se aman y son lo único que tienen.

T: ¿Va a llegar el amor a la vida de tu personaje?
GA:- Sí, se enamora por primera vez, por supuesto, y va a hacer todo lo posible para que la amen y la miren con los ojos que ella quiere que la miren.

T: ¿Cómo va siendo el trabajo con ese actor?
GA: Es el personaje de Andrés Gil y es interesante para él como actor empezar a ver con ojos de amor a este personaje y empezar a entenderla, quererla, aceptarla, empatizar con ella y amarla tal vez en algún futuro.

Fuente: Télam >> lea el artículo original