Se mantiene la incertidumbre en el mercado local sobre la deuda argentina y genera un impacto directo en el rendimiento de los activos locales, tanto de renta fija como de renta variable.
Sumado a esto, en estos días el tipo de cambio también mostró movimientos que mantienen expectantes a los inversores con perspectivas sobre qué pasará en la última semana del mes.

En el universo de renta variable, a diferencia de la semana anterior, los ADRs presentaron una marcada caída, con un promedio de -6,5% de bajas, que en algunos casos particulares llegaron a tocar picos de -10%.

La tendencia de la semana pasada que si se mantuvo fue la del Contado con Liquidación, que sigue en línea ascendente (este viernes llegó a $83,30) y poco a poco comienza a mostrar una brecha cada vez más amplia en comparación con la cotización del tipo de cambio oficial.
Actualmente la brecha se ubica en 39%, +4pp con respecto a la semana anterior.

En el escenario económico-financiero local el principal driver fue la negociación de la deuda de la Provincia de Buenos Aires, y la extensión de plazo de solicitud de consentimiento acordada. La percepción de que no alcanzará un acuerdo con el 75% necesario del total de los acreedores disparó una fuerte baja en los instrumentos de renta fija, que terminó impactando directamente en la curva de bonos soberana, precipitando caídas de los bonos (ley internacional) por hasta -9% en dólares.

 *Analista de Research en Balanz

Fuente: BAE Negocios >> lea el artículo original