Cuando pensamos en una infidelidad, a menudo se nos viene a la cabeza la clásica imagen de la típica pareja perfecta que jamás imaginas que pone los cuernos a su amada media naranja y con la que te acabas llevando la sorpresa.
Una vez el engañado se entera o se da cuenta de lo que está pasando, expone lo que ocurre y se le libra del problema, o no.

Pero, ¿qué pasa con el marido que se acuesta con otra mientras su mujer se está tratando contra una enfermedad grave? o ¿qué sucede con la novia que tiene una aventura emocional con su compañero de trabajo mientras él y su pareja tienen una relación a larga distancia? ¿Y los que se mienten mutuamente?

En una infidelidad rara vez todo es en blanco y negro y, generalmente, no es como en las películas. Al igual que las personas, el engaño es desordenado, complejo y, a veces, difícil de explicar.
Curarse de una situación así puede ser también bastante complicado, especialmente cuando se trata de las repercusiones en la salud mental.
Para comprender mejor cómo 'hacer trampa' en una relación afecta al estado emocional, 'The Mighty' ha recurrido a varios expertos como Gerald Chambers y Stacy Hubbard, para que aporten sus consejos profesionales y ayuden a las parejas a sortear los cuernos.

Cómo curarse

Si estás lidiando con problemas de salud mental o de confianza después de una experiencia traumática como esta, no estás solo.
'Los seres humanos son diferentes a otros animales.
Cuando nos sentimos abrumados o asustados, como primera acción, no excavamos agujeros o trepamos a los árboles, lo que solemos hacer es recurrir a otra persona para estar cómodos y poder aliviarnos' explica Gerald.
'Ahora el problema con el trauma es que este puede haceros sentir que no puedes más.
Sientes que has perdido la confianza en cualquiera', añade.

La curación de cualquier tipo de trauma amoroso a menudo significa recurrir a lo que más nos duele: una relación.
Esto no necesariamente significa acudir a la pareja que te engañó (especialmente si la historia fue abusiva), pero sí significa buscar contactos seguros a medida que te recuperas.
Chambers cree que el trato que se tiene con un terapeuta debe ser de confianza y cultivarse para que haya una conexión especial y así ver el problema.

Piensa que no estás solo y que este tipo de traumas ocurren a diario.
No te avergüences si necesitas pedir ayuda.
Es lo más lógico

'No es tanto el tratamiento, es la relación que tienes con el psicólogo lo que crea la mayor diferencia', asegura el experto.
De hecho, varios estudios han demostrado que la afinidad entre el profesional y el cliente es el mejor predictor de un resultado exitoso.

Superar la infidelidad de alguien con el que has estado mucho tiempo puede convertirse en una odisea, pero no tienes que dejar que eso te defina.
'Un evento así cambia tu vida, pero no necesariamente tiene que hacerlo en una dirección negativa', explica el terapeuta.
'Puedes ser más consciente, más amable, más amoroso y tener una relación más especial o ser mejor contigo mismo, todo depende de cómo lo proceses', añade.
'Lo mejor es acudir a un especialista para que te ayude en este trámite tan odioso, no tienes que pasarlo solo', continúa.

¿Puedes salvar la relación?

Todo depende de ti. Lo primero es no sentirte obligado a nada.
Piensa bien en si vas a poder continuar o vas a tener el 'run run' durante toda la vida.
Si decides dar una segunda oportunidad debes tener en cuenta que el reproche jamás será una opción.
Harás un punto un punto y a parte, pero no uno final.
Así que conoce bien los pros y los contras de la decisión que vayas a tomar.

'Muchas veces este tipo de problemas son el resultado del sufrimiento, y en realidad conducen a consecuencias terribles hacia las otras personas.
Pero todos tenemos problemas en la vida.
Una mejor comprensión de nuestras emociones puede ayudarnos a crear menos destrucción y dolor a otros', explica.
Aunque la pareja que fue infiel es completamente responsable de sus acciones, comprender cualquier daño subyacente al que puedas haber contribuido para que suceda el engaño, puede ayudar a ambos a sanar.

No es tanto el tratamiento, es la relación que tienes con el terapeuta lo que crea la mayor diferencia a la hora de recuperarse de una infidelidad

Piensa que no estás solo y que este tipo de traumas ocurren a diario.
Curarse lleva tiempo, pero es posible.
Habla con los demás y recuerda que siempre puedes recibir apoyo de profesionales.
No te avergüences si necesitas pedir ayuda. Acuérdate de que reprochar no es el camino y que las acusaciones son uno de los principales problemas a los que las parejas suelen enfrentarse tras haber vivido este tipo de situaciones.
Promueve el respeto y la compresión y recuerda que debéis trabajar ambos.