El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, arremetió hoy contra la Justicia por haber privado de la libertad sin condena a los empresarios de medios Cristóbal López y Fabián de Sousa, quienes recién hoy fueron liberados.

'No deberían haber quedado detenidos', expresó el ex jefe de Gabinete en declaraciones a la prensa, luego de encabezar un acto en la sede del Partido Justicialista.

Al respecto, agregó: 'Han privado de libertad a gente innecesariamente, sin condena'.

Para Fernández, los jueces 'están precipitando todas las decisiones que debieron tomar en su momento' y consideró que detrás de las detenciones de los dos empresarios 'hubo presión política'.

La liberación de López y De Sousa fue dispuesta este martes por el juez federal Claudio Bonadio, quien aceptó los seguros de caución que presentaron para cubrir los 60 millones de pesos de fianza que les había fijado a cada uno.

Con el peronismo

Fernández encabezó hoy un acto en la sede del PJ con dirigentes de todo el país, por el natalicio de Juan Perón. Pidió a los dirigentes 'poner al partido en movimiento' para que 'corrijan cada error' que pueda 'cometer' si es electo.

'Les pido que pongamos al partido en movimiento, que el partido esté muy activo. Lo que menos quiero es un partido que duerma mientras yo gobierno, quiero un partido sea mi tábano y me haga corregir cada error que yo cometo', sostuvo Fernández ante los gobernadores, legisladores, intendentes y dirigentes políticos que acudieron al edificio de Matheu 130. Fue la primera vez que el ex jefe de Gabinete visitó la histórica casa del PJ durante la campaña, ya con el traje de candidato: antes de eso lo había hecho el 14 de mayo pasado para acompañar a Cristina Kirchner, un día antes de que la ex presidenta le ofreciera encabezar la fórmula presidencial conjunta.

Ni siquiera aquella vez el operativo de seguridad había sido tan riguroso como ahora, con la calle cortada al tránsito, vallas en la puerta y con la prensa afuera del edificio.

'Poner en marcha a la Argentina es poner en marcha la política.La mejor sociedad es la sociedad que debate y que controla al que gobierna. Y el que gobierna no saben cuánto agradece cuando viene un amigo viene y le dice ?No metas la pata que la estás metiendo. Eso es lo que tienen que hacer ustedes conmigo'', exhortó Fernández.

El candidato presidencial destacó que los tiempos que vienen 'van a ser difíciles' y que desde la oposición (asumiendo que el PJ será oficialismo) 'van a hacer lo imposible para' hacerlos 'discutir'.

'Todos los días van a plantear una pelea nueva. Que cómo me llevo con Cristina, si me llevo mal con Cristina, si Cristina dice, si yo digo, si los chicos de La Cámpora son buenos, si los chicos de La Cámpora me aprietan...', enumeró.

Al respecto, agregó: 'Son las lógicas que lamentablemente nos tratan de imponer y no es casual: nos necesitan divididos y peleados entre nosotros. Porque peleados somos más débiles, más vulnerables. Nosotros nunca más podemos dejar de estar divididos porque eso nos hace invulnerables frente a los canallas que quieren hacer sufrir a los que más padecen en la Argentina'.

Del encuentro participaron los gobernadores Gildo Insfrán (Formosa), Domingo Peppo (Chaco), Juan Manzur (Tucumán), Alberto Rodríguez Saá (San Luis), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Juan Manzur (Tucumán), Rosana Bertone (Tierra del Fuego) y Lucía Corpacci (Catamarca), entre otros.

También asistieron el jefe del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Agustín Rossi; el ex canciller Jorge Taiana; el presidente del PJ porteño, Víctor Santa María; y los legisladores Eduardo 'Wado' de Pedro, Fernando 'Pino' Solanas, Andrés 'Cuervo' Larroque, Felipe Solá, Daniel Scioli, Hugo Yasky, Daniel Filmus, Fernando Espinoza y Cristina Álvarez Rodríguez, entre otros.

Fuente: MendozaPost >> lea el artículo original