Su relación duró siete intensos años, pero acabó por los excesos del músico. 'Una vez, estando embarazada de siete meses, quedé en medio de un tiroteo, era picante Lugano.
A él lo volvían loco, pero si estaba conmigo no, porque yo era el rottweiler de Cristian.
Una vez hasta me metí en una villa para rescatarlo, porque lo habían lastimado.
Arriesgué mi vida millones de veces', contó María a Clarín.

TAL VEZ TAMBIÉN TE INTERESE
Los días de Pity Álvarez en la cárcel: subió 20 kilos y se comporta como un desconocido
  

'Yo no permitía que ni siquiera tuviera un arma encima.
Pero él no cambió nunca, porque estaba enfermo. Al aferrarme más fui como soltando la correa y se fue descarrilando...
cada vez peor con su adicción', recordó.

Pity y su hija Blondie. | Clarín

Ambos se habían conocido en el rodaje del videoclip de 'Pila pila' (2008), uno de los hits de Intoxicados.
Mariángeles se encargó del vestuario, pero nunca imaginó que terminaría enamorándose del ecléctico cantante tras dos años de amistad.

TAL VEZ TAMBIÉN TE INTERESE
Lo amenazaron y ataron para robarle en su propio bar en Guaymallén
  

María y Cristian seguramente compartieron momentos tiernos, pero también duros, debido a la adicción a las drogas del artista.
'Pesaba 45 kilos.
Siempre apunté a ayudarlo, a protegerlo. Fui mucho más que su novia o la madre de su hija.
Fui su enfermera'
, aseveró María.

Blondie, de ahora 6 años, fue el fruto de la relación.
Pero cuando su mamá se separó de Pity, también ella dejó de verse con su papá. Recién ahora la pequeña se lanzó a decirle 'papá' después de la esperada reconciliación tras la detención (y recuperación) de Pity en el penal de Ezeiza.

TAL VEZ TAMBIÉN TE INTERESE
Indignación por dos padres que dejaron encerrados a sus hijos en un auto para ir a bailar
  

'Cuando va a visitarlo, Blon sonríe como nunca lo vi hacerlo.
Más allá de todo lo malo que le está pasando, él ahora personalmente está limpio de drogas. Cristian la está disfrutando como nunca lo había hecho.
Está en postura de padre. La llama todos los días por teléfono Se ocupa de absolutamente el 100 por ciento de sus gastos. Ahora es un papá de verdad, por eso ella lo llama así.
Se ganó su corazón y su confianza con el correr de los días', reconoció Mariángeles.

Fuente: Los Andes >> lea el artículo original