12/03/2019 -

'Niego todo esto.
Es una locura, ya que jamás toqué al niño', habría afirmado la docente acusada de abusar de un alumno en un jardín de infantes capitalino.

Entre las 13 y 15 de ayer, habría sido indagada en el tercer piso de la Fiscalía.

'Abuso sexual gravemente ultrajante calificado por su condición de guardador', son los cargos fijados por las fiscales Érika Leguizamón y Jésica Lucas.

Según la denuncia, el niño jugaba con muñecos y casi los besaba.
Su madre indagó el porqué y el menor dio el nombre de la señorita, añadiendo hasta el color rojo, en alusión a la ropa interior de la maestra.

Con esas palabras, la madre fue al jardín.
Pidió una reunión y acusó a la docente ante la directora.

Grabación de celular

Formalizó la denuncia y presentó de prueba una grabación, de su celular, en que el niño le habría relatado el supuesto incidente.

Ahora, la defensa, a cargo de Juan José Saín, ayer asistió a la detenida, pero aconsejó no responder preguntas, hasta tanto vaya a interiorizarse de los cargos.

Asimismo, el abogado adelantó que aportará peritos: médicos, pediatras y trabajadores sociales.

A esa batería, se le adosarán reclamos de pericias psicológicas para la familia del menor y un informe socio ambiental.

Escucharán al niño

Hasta el viernes, las fiscales ansían escuchar al menor, a quien asistirán en Cámara Gesell.

Asistirán, las fiscales, psicólogos, la defensa y otros expertos.

Lo más sustancioso les será conferido a los psicólogos, quienes estudiarán el relato del chiquito.

Hay elementos valiosos que los funcionarios intentarán desentrañar.

Según la denuncia, los hechos habrían ocurrido en 2018, mientras en niño tenía dos años.
Desde los 8.6 meses es enviado al jardín, entre las 8.30 a 12.30 y de 17.30 a 20, trascendió.

Entre los aspectos que asombran a los funcionarios estarían: el nombre de una señorita, juegos con los labios y tendencia a ensuciar las paredes de su casa con materia fecal.

Fuente: El Liberal >> lea el artículo original