Ni auriculares ni cargador.
Esta es la nueva decisión de Apple, que afectará a los accesorios incluidos en las cajas de sus nuevos modelos.
El iPhone 12, que sale a la venta el próximo 23 de octubre, no incluirá ni cargador ni auriculara en su caja, una noticia que no ha causado buenas impresiones entre los usuarios y que ahora se amplía a otros modelos iPhone: el 11, el XR y el SE.

Bajo el lema 'ideas que dejan una huella más pequeña', Apple asegura que 'en vez del adaptador de corriente y los EarPods, que a menudo no se usan' han optado por incluir un cable USB-C de carga ultrarrápida, con el fin de reducir el tamaño del paquete y el número total de envíos 'al caber más cajas en cada lote', aseguran en su página web.
'Además, ayudamos a nuestros socios de fabricación a pasarse a las energías renovables', argumentando un ahorro de emisiones equivalente a 'retirar anualmente 450.000 coches de la circulación'.

No obstante, Apple advierte que los cargadores y audífonos que se tengan de compras anteriores serán igual de válidos y que, en caso de no tenerlos, podrán comprarse por separado.

Así, la empresa ha justificado su decisión como un movimiento a favor del medio ambiente, pero poca gente ha visto el lado positivo de la noticia, lo que ha provocado una oleada de reacciones negativas entre los usuarios.

 

 

 

Además, en las últimas horas ha circulado un vídeo en el que se aprecia el embalaje del iPhone 11 mucho más pequeño y compacto, precisamente por la decisión de apartar ambos accesorios en la compra de los iPhone.