30 de julio de 2020  • 08:52

CABO CAÑAVERAL.- La tercera y última misióna Marte del verano estadounidense, que incluye el vehículo explorador más complejo de la NASA en la búsqueda de vida, despegó esta mañana desde Cabo Cañaveral.
Días después de que China lanzara una misión de sonda-orbitador al mismo lugar, en medio de las tensiones crecientes entre ambos países, el rover Perseverance comenzó su viaje.

El proyecto, de 2400 millones de dólares, es el noveno de la agencia espacial estadounidense a la superficie marciana.
A bordo del cohete Atlas 5, producido en una asociación de Boeing y Lockheed denominada United Launch Alliance, el robot llegaría a Marte en febrero del año que viene y aterrizaría en una base situada en el cráter Jezero, un lago ahora extinto de 3500 millones de años de antigüedad que los científicos sospechan podría contener evidencia de vida microbiana.

'Esta es la primera vez en la historia que iremos a Marte con una misión explícita de encontrar vida en otro mundo', dijo el administrador de la NASA, Jim Bridenstine, en una conferencia de prensa ayer.

Perseverance, en detalle

El nuevo rover, construido en el Jet Propulsion Laboratory de la NASA en la ciudad californiana de Pasadena, es una versión mejorada de Curiosity: sus seis ruedas son más fuertes, es más rápido, más inteligente y puede autopilotarse 200 metros cada día.
Mide tres metros de largo, pesa una tonelada, tiene 19 cámaras, dos micrófonos y un brazo robótico de dos metros.
Un generador de plutonio cargará sus baterías.

Una vez en Marte, se intentará hacer despegar el helicóptero Ingenuity, de 1,8 kilos, en el aire marciano, denso como el 1% de la atmósfera terrestre.
El objetivo es demostrar que es posible.
Perseverance recogerá también una treintena de muestras de rocas en tubos, que una futura misión conjunta de Estados Unidos y Europa recuperará y llevará a la Tierra no antes de 2031.

La ventaja de Marte, a diferencia de la Tierra, es que la corteza no se renueva constantemente por el movimiento de las placas tectónicas.
En la Tierra es muy difícil encontrar terrenos intactos desde hace 3000 millones de años.

Más de 350 geólogos, geoquímicos, astrobiólogos, expertos en la atmósfera y otros científicos del mundo participan en la misión, que durará por lo menos dos años, y seguramente mucho más tiempo, dada la gran resistencia de los rovers anteriores.

Si llega intacto al planeta rojo, el 18 de febrero de 2021, Perseverance será el quinto rover en lograr el viaje desde 1997.
Todos fueron estadounidenses hasta el momento, pero China lanzó su primer rover marciano la semana pasada, cuyo aterrizaje está previsto para mayo de 2021.

Agencias AP, Reuters y AFP

Fuente: La Nación >> lea el artículo original