El regreso del tenis de máximo nivel está cada vez más cerca. El serbio Novak Djokovic, líder del ranking mundial de tenis, y el español Rafael Nadal, su escolta, figuran inscriptos en el Masters 1000 de Cincinnati. Este torneo marcaría en agosto el regreso del circuito profesional interrumpido desde marzo pasado por la pandemia de coronavirus. En caso de jugarse se hará en Nueva York como antesala del US Open.

En ese sentido, Cincinnati, programado del 20 al 28 de agosto en el Billie Jean King National Tennis Center de Nueva York, reveló su lista de jugadores y también de jugadoras anotadas para el cuadro principal. Entre las novedades aparecen Djokovic (1) y Nadal (2) encabezando una lista de 16 'Top 20' y también se anotaron el austríaco Dominic Thiem, el ruso Daniil Medvedev (5), quien defenderá el título, y el argentino Diego Schwartzman (13).

Efectos de la pandemia

El certamen, que se jugará en Nueva York para reducir los desplazamientos y mitigar los efectos de la pandemia, tendrá además del 'Peque' a otro argentino en el cuadro principal, el bahiense Guido Pella (35), mientras que el cordobés Juan Ignacio Lóndero (62) intentará acceder desde la clasificación.

El hecho de que 'Nole' y 'Rafa' integren la lista fue sorpresivo pero no asegura su presencia en el certamen. Además, el propio Masters 1000 de Cincinnati corre el riesgo de cancelarse como ocurrió hace 10 días con el ATP 500 de Washington, que era el que marcaría el regreso del circuito masculino.

Las responsabilidades

El serbio Djokovic se recuperó tras haber dado positivo en coronavirus durante el Adria Tour, torneo de exhibición organizado en junio pasado por él mismo en los Balcanes, lo que le significó ser blanco de las críticas por su irresponsabilidad ante la pandemia.

El español Nadal se había mostrado escéptico sobre la posibilidad de cruzar el Océano Atlántico para ir hasta los Estados Unidos, donde la situación sanitaria es una de las más complicadas y todavía se discute si los deportistas europeos deben hacer una cuarentena de dos semanas al llegar a ese país.

Fuente: La Gaceta Salta >> lea el artículo original