El goleador titular de la Banda que estuvo a punto de irse a España a fines del año pasado por una cláusula que tenía el Atlético Madrid se queda sin contrato en junio del 2021 y su renovación es muy compleja y sobre todo alta

No hay muchas vueltas para este asunto: Rafael Santos Borré, que llegó el 4 de agosto de 2017 y firmó por 4 años, podría quedar libre el año que viene si además de no firmar un nuevo contrato, River no compra al menos un 25 por ciento de la ficha de la que no hizo uso en este tiempo para tener prioridad de venta.
Es decir que, además del contrato nuevo y actualizado, el Millo debe pagar 3,5 millones de Euros tal lo acordado cuando llegó.

Fuente: Diario Popular >> lea el artículo original