El doctor Elmer Huerta, consultor médico de RPP, advirtió sobre los peligros de la automedicación ante eventuales síntomas de la COVID-19, aclarando que, hasta la fecha, no se ha demostrado científicamente que haya medicamentos que curen la enfermedad.

El experto alertó que todos los medicamentos tienen efectos secundarios, incluso los de origen natural, por lo que solo deben ser administrados bajo receta médica. “En el Perú tenemos una ‘tradición’ de ser personas que nos automedicamos”, cuestionó.

Por ello, remarcó la necesidad de que sean los médicos los que decidan qué tratamiento seguir. “Cuando se receta un medicamento, lo que el facultativo lo que hace es poner en una balanza el beneficio que quiere lograr con esa medicina y, en el otro platillo, los riesgos. Y le explica al paciente”, señaló.

Al comentar las disposiciones del Ministerio de Salud sobre la aplicación a los pacientes de la COVID-19 de ciertos medicamentos, como la Azitromicina, la Ivermectina, entre otros; Huerta aclaró que hasta el momento no se ha probado que curen la enfermedad.

“Ninguna de esas sustancias ha demostrado que puede curar esta enfermedad, ni siquiera si puede impedir el progreso de la enfermedad. La gente entra en pánico y ha comenzado a ‘estockearse’ de medicamentos”, señaló.

En ese sentido, Huerta resaltó que, por ejemplo, la Azitromicina el mes pasado registró ventas en Perú de un millón y medio de unidades. “La gente está obviamente asustada comprando este tipo de productos”, refirió.

En ese sentido, el consultor médico invocó a la población que ha comprado estos medicamentos a evitar su consumo, ya que “sus efectos secundarios son mucho más grandes que sus beneficios, y pueden tener un efecto secundario sin ningún tipo de beneficio”.


Noticias Relacionadas

Fuente: RPP >> lea el artículo original